Acerca de las peleas de pareja

Posted: miércoles, 8 de diciembre de 2010 by Sol in
1

¿Por qué soy taaaan neurótica? ¿Por qué cuando todo está bien, termino arruinándolo? ¿Por qué me molesta lo que culturalmente molesta? Qué bronca!!!
Hay cosas que se me van de las manos, que no puedo aprehender. ¿Soy una celosa patológica? ¿Soy una pendeja que le falta madurar? ¿Soy una persona que tiene razón?
La verdad que no tengo ni idea, pero me pareció bastante elocuente hablar de las peleas de pareja.
Lo que me llama la atención de las peleas que tengo con mi novio es que muchas de las veces los dos tenemos la razón. Y ahí se arma quilombo porque es más dificil conciliar. Cada uno se agarra de la porción de razón que le toca o de la no razón que tiene el otro y la discusión se vuelve el cuento de la buena pipa.
Y las peleas a veces son modestas y breves. Otras veces son profundas y molestas. Pero las peores, las peores son aquellas que te dejan un esbozo de bronca e impotencia. Porque sabés que no podés cambiar al otro y mucho menos podés cambiar lo que piensa o lo que hace, y si las ideas no son compatibles o "no son dialécticas" se vuelven un problema.
Ya sé, ya sé...Un psicólogo te podrá decir "...lo importante no es lo que se siente/piensa sino lo que se hace con eso que se siente" Pero para mi lo importante es un todo. Lo que sentimos, lo que pensamos y lo que hacemos.
Y yo, no puedo, no logro, no quiero concebir a la infidelidad (en todas sus presentaciones) como un rasgo de humanidad en el otro, como un error, como una variable que no se pudo controlar. Yo no puedo, en serio que no puedo.
Me encantaría ser más flexible en esto, me ahorraría tantas peleas y tanto dolor. Pero no puedo.

1 comentarios:

  1. ATILIN says:

    Las parejas buenas son las que discuten y pueden resolver sus problemas. Estar con otra persona es aceptarla por como es, con sus cosas buenas y malas, aceptar que puede cometer errores, el desafìo es saber perdonar, perdonarse a uno mismo tambièn porque muchas veces cuando surgen problemas como los de la infidelidad,es frecuente que uno se plantee las cosas, si las hizo bien, en dònde se equivocò, y tambièn cuestiona al otro de la misma forma, lo importante es aceptarse, no resignarse sino hacerlo con amor, y perdonar, en todo el sentido de la palabra, poruqe el que perdona pero no olvida, en realidad no perdona. Y a seguir adelante, no vivir del pasado, si se da una segunda , tercera, o cuarta oportunidad es paraseguir construyendo cosas de a dos.
    ¡Saludos!